La NASA y la ESA presentan la imagen oficial del 30 aniversario del Hubble


Para celebrar el 30 aniversario del lanzamiento del Telescopio Espacial Hubble de la NASA / ESA, los astrónomos utilizaron el telescopio Hubble para tomar una imagen de la gigantesca nebulosa NGC 2014 y su vecina NGC 2020, que juntas forman parte de una vasta región de formación estelar en la Gran Nube de Magallanes, una galaxia satélite de la Vía Láctea.

El 24 de abril de 1990, el Hubble fue lanzado a bordo del transbordador espacial Discovery, junto con una tripulación de cinco astronautas. Desplegado sobre la órbita terrestre un día después, el telescopio Hubble abrió un nuevo ojo sobre el cosmos que, como se ha demostrado con el pasar del tiempo, ha sido transformador para la civilización humana.

Hubble está revolucionando la astronomía moderna no solo para los astrónomos, sino también llevando al público a un maravilloso viaje de exploración espacial y descubrimientos cosmológicos.

Sus imágenes instantáneas de la bobea celeste, aparentemente interminable, proporcionan una taquigrafía visual de sus ejemplares logros científicos.

A diferencia de cualquier otro telescopio anterior, el Hubble ha hecho que la astronomía sea relevante, atractiva y accesible para personas de todas las edades.

La misión ha producido hasta la fecha 1,4 millones de observaciones y ha proporcionado datos que los astrónomos de todo el mundo han utilizado para escribir más de 17,000 publicaciones científicas revisadas por pares, lo que lo convierte en uno de los observatorios espaciales más prolíficos de la historia de la humanidad.

Su rico archivo de datos por sí solo impulsará futuras investigaciones de astronomía para las generaciones venideras.

Declaraciones
"El Hubble nos ha dado una visión sorprendente del Universo, desde los planetas cercanos hasta las galaxias más lejanas que hemos visto hasta ahora", dijo el Dr. Thomas Zurbuchen, administrador asociado de ciencias en la sede de la NASA.

"Fue algo revolucionario lanzar un telescopio tan grande hace 30 años, y esta potencia astronómica todavía está ofreciendo ciencia revolucionaria hoy en día. Sus imágenes espectaculares han capturado la imaginación durante décadas y continuarán inspirando a la humanidad en los años venideros".

"Hubble ha dado forma a la imaginación de toda una generación, inspirando no solo a los científicos, sino a casi todos", dijo el Dr. Günther Hasinger, Director de Ciencia de la ESA.

"Es primordial la cooperación excelente y duradera entre la NASA y la ESA".

Celebrando el aniversario del Hubble
Cada año, Hubble dedica una pequeña porción de su precioso tiempo de observación para tomar una imagen especial de aniversario, mostrando objetos particularmente hermosos y significativos.

Estas imágenes continúan desafiando a los científicos con nuevas y emocionantes sorpresas, y fascinan al público con observaciones cada vez más hermosas.

Este año, el Hubble celebra este nuevo hito con un retrato de NGC 2014 y NGC 2020, dos coloridas nebulosas que revelan cómo las estrellas energéticas y masivas esculpen sus hogares de gas y polvo.

Las regiones de formación estelar que se ven en esta imagen están dominadas por el resplandor de las estrellas al menos 10 veces más masivas que nuestro Sol. Estas estrellas tienen una vida corta de solo unos pocos millones de años, en comparación con los 10 mil millones de años de vida de nuestro Sol.

El objeto central brillante de NGC 2014 es una agrupación de estrellas brillantes y fuertes, cerca del centro de la imagen, que ha eliminado su cascaron de hidrógeno gaseoso (color rojo) y el polvo en el que nació.

Un torrente de radiación ultravioleta del cúmulo estelar ilumina el paisaje de sus alrededores. Estas estrellas masivas también desatan vientos feroces que están erosionando la nube de gas arriba y a la derecha de ellas.

El gas en estas áreas es menos denso, lo que facilita que los vientos estelares los atraviesen, creando estructuras con forma de burbuja que recuerdan al coral cerebral; un nombre común dado a varios corales en las familias Mussidae y Merulinidae, apodado así debido a su forma generalmente esferoide y superficie acanalada que se asemeja a un cerebro.

Por el contrario, la nebulosa de color azul debajo, llamada NGC 2014, ha sido formada por una estrella gigantesca que es aproximadamente 200,000 veces más luminosa que nuestro Sol. Es un ejemplo de una clase rara de estrellas llamadas estrellas Wolf-Rayet. Se cree que estos imponentes astros son los descendientes de las estrellas más masivas.

Las estrellas Wolf-Rayet son muy luminosas y tienen una alta tasa de pérdida de masa a través de vientos poderosos que barren todo el material en sus alrededores cosmológicos.

La estrella en la imagen del Hubble es 15 veces más masiva que el Sol y está desatando vientos poderosos, que han despejado el área a su alrededor. Ha expulsado sus capas externas de gas, barriéndolas en forma de cono y exponiendo su abrasador núcleo caliente.

Este gigante parece desplazado desde el centro porque el telescopio Hubble está viendo el cono desde un ángulo ligeramente inclinado. En unos pocos millones de años, la estrella podría convertirse en una supernova.

El color azul brillante de la nebulosa proviene del gas oxígeno que se calienta a aproximadamente 11,000 grados Celsius, que es mucho más caliente que el gas de hidrógeno que la rodea.

Las estrellas, tanto grandes como pequeñas, nacen cuando las nubes de polvo y gas colapsan debido a la gravedad. A medida que más y más material cae sobre la estrella en formación, finalmente se calienta y es lo suficientemente densa en su centro como para desencadenar las reacciones de fusión nuclear que hacen que brillen las estrellas, incluido nuestro Sol.

Las estrellas masivas representan solo un pequeño porcentaje de los miles de millones de estrellas en nuestro Universo. Sin embargo, juegan un papel crucial en la configuración de nuestro Universo, a través de vientos estelares, explosiones de supernovas y la producción de elementos pesados.

Publicar un comentario

0 Comentarios