No es el Mundo, es tu Mente


Te das cuenta de que conoces demasiada sobre psicología cuando ya no puedes enojarte con nadie, porque entiendes las razones de la gente para comportarse como se comportan y decir lo que dicen. Sus palabras están allí para mostrarte la situación mental en la que se encuentran, nada más. De manera que no te tomes nada personal, no es tu problema. Es el problema de ellos, y están allí por decisión propia. Las palabras no tienen ningún valor, excepto el valor que tú les quieras dar.

Esto se vuelve más evidente cuando aprendes un segundo idioma y las palabras consideradas "malas palabras" en ese idioma no tiene el mismo efecto negativo que las palabras consideras malas en tu lengua nativa.

En algunas culturas, pulgar arriba y pulgar abajo no tienen el mismo significado que en Occidente, y algunas de estas señales que consideramos buenas en Occidente, en otras culturas pueden ser consideradas malas o de mala educación. Verás, lo que sucede aquí es la mente humana en acción; el ser humano agregando y quitando valor a las cosas. Cambiar el impacto que tienen las palabras en tu vida es muy simple una vez que comprendes el mecanismo subyacente que le da valor a todo; Tu mente.

Tú le das valor, sentido o significado a casi todas las cosas. No es el mundo, es tu mente; tu forma de percibirlo afecta tu personalidad de forma negativa o de forma positiva. Las faltas en tu personalidad son como agua en un cántaro; Si hay una pequeña grieta en el fondo, tarde o temprano toda el agua se saldrá por allí. Trabaja en corregir y mejorar los defectos en tu personalidad que te están retrasando. Ellos son tus enemigos.

Publicar un comentario

0 Comentarios