Astrónomos observan una super fulguración estelar en la estrella enana roja AD Leonis


Un equipo de astrónomos en Japón detectó 12 fulguraciones solares, incluyendo un fenómeno conocido como super fulguración estelar, en AD Leonis, una estrella enana M ubicada a solo 16 años luz de distancia en la constelación de Leo.

Una fulguración solar es una liberación súbita e intensa de radiación electromagnética en la Cromosfera del Sol, con una energía equivalente a bombas de hidrógeno de hasta 6 × 10>25 joules, las cuales aceleran partículas a velocidades cercanas a la de la luz y están asociadas como precursoras de las eyecciones de masa coronal.

Por otra parte, las super fulguraciones estelares son explosiones muy fuertes, observadas en estrellas con energías hasta diez mil veces mayores que las fulguraciones solares típicas. Las estrellas de esta clase satisfacen las condiciones que deberían convertirlas en análogos solares, y se espera que sean estables en escalas de tiempo muy largas.

"Las fulguraciones estelares son explosiones repentinas que emanan de las superficies de las estrellas, incluido nuestro propio Sol", dijo el autor principal, el Dr. Kosuke Namekata, investigador del Departamento de Astronomía de la Universidad de Kyoto.

"En raras ocasiones, ocurrirán super fulguraciones estelares extremadamente grandes. Producen tormentas magnéticas masivas, que cuando se emiten desde nuestro Sol pueden afectar significativamente la infraestructura tecnológica de la Tierra".

El estudio
El Dr. Namekata y sus colegas de investigación observaron a la estrella fulgurante AD Leonis utilizando el telescopio Seimei de 3.8 m de la Universidad de Kioto, el Explorador de la Composición Interior de las Estrellas de Neutrones de la NASA (NICER) y el Telescopio Astronómico de la Universidad de Chuo (SCAT), con la colaboración del OISTER (Telescopios sinérgicos ópticos e infrarrojos para educación e investigación).

Los científicos detectaron un total de 12 fulguraciones estelares, incluidas diez fulguraciones en luz de hidrógeno alfa (Hα), cuatro en rayos X y cuatro fulguraciones ópticas.

Uno de estos eventos eruptivos fue una súper fulguración con una energía total de 2 * 1033 erg, aproximadamente 20 veces más potente que las emitidas por nuestro Sol.

"Nuestros análisis de las super fulguraciones estelares dieron como resultado algunos datos muy interesantes", dijo el Dr. Namekata.

"La luz, de los átomos de hidrógeno excitados de la super fulguración, exhibió una cantidad de electrones de alta energía aproximadamente un orden de magnitud mayor que las fulguraciones típicas de nuestro Sol".

"Más información sobre estos fenómenos estelares fundamentales nos ayudará a predecir super fulguraciones y posiblemente mitigar el daño de las tormentas magnéticas aquí en la Tierra", dijo el autor principal del estudio, el Dr. Kazunari Shibata, científico del Departamento de Astronomía y el Observatorio Astronómico de la Universidad de Kyoto.

"Incluso podríamos comenzar a comprender cómo estas emisiones pueden afectar la existencia, o el surgimiento, de la vida en otros planetas".

Crédito de la imagen: Observatorio Astronómico Nacional de Japón.

Referencia del documento científico:
Kosuke Namekata et al. Optical and X-ray observations of stellar flares on an active M dwarf AD Leonis with the Seimei Telescope, SCAT, NICER, and OISTER. Publications of the Astronomical Society of Japan, published online July 9, 2020; doi: 10.1093/pasj/psaa051

Publicar un comentario

0 Comentarios