El Hubble captura una nueva imagen de la galaxia espiral NGC 2775


Utilizando el telescopio espacial Hubble de la NASA / ESA, los astrónomos han capturado una imagen espectacular de la galaxia espiral NGC 2775.

Esta imagen del Hubble muestra una galaxia espiral floculenta llamada NGC 2775. La imagen se hizo a partir de exposiciones separadas tomadas en las regiones visibles, ultravioleta e infrarrojo cercano del espectro de luz con la Cámara de Gran Angular 3 del Hubble. Se basa en datos obtenidos a través de cinco filtros. El color resulta de asignar diferentes tonos a cada imagen monocromática asociada con un filtro individual.

NGC 2775 se encuentra a aproximadamente 67 millones de años luz de distancia en la constelación norte de Cáncer.

La galaxia fue descubierta el 19 de diciembre de 1783 por William Herschel, un astrónomo y músico germano-británico, descubridor del planeta Urano y de otros numerosos objetos celestes, y padre del también astrónomo John Herschel.

Pertenece a la nube de galaxias Antilia-Hydra y es el miembro principal de un pequeño grupo de galaxias conocido como el grupo de NGC 2775.

NGC 2275, también conocido como LEDA 25861 o UGC 4820, tiene un diámetro de 80,000 años luz y está clasificado como una galaxia espiral floculenta, un tipo de galaxia espiral en la cual la estructura espiral está formada por multitud de segmentos de brazos espirales en vez de los brazos espirales continuos y bien definidos que se pueden encontrar en las galaxias espirales de gran diseño.

Se calcula que un 30 % de las galaxias espirales son de este tipo, mientras que un 10 % son del tipo gran diseño, y el resto (60 %) tienen varios brazos espirales; estas últimas a veces son incluidas dentro de las galaxias floculentas.

Los brazos espirales 'floculentos' de NGC 2775 indican que la historia reciente de la formación estelar de la galaxia ha sido relativamente tranquila.

Prácticamente no hay formación de estrellas en la parte central de la galaxia, que está dominada por un bulto galáctico inusualmente grande y relativamente vacío, donde todo el gas se convirtió en estrellas hace mucho tiempo.

Millones de resplandecientes estrellas azules y jóvenes brillan en los complejos brazos espirales en forma de pluma, entrelazados con oscuros carriles de polvo.

Se cree que los complejos de estas estrellas azules calientes provocan la formación de estrellas en las nubes de gas cercanas.

Los patrones espirales generales en forma de pluma de los brazos se forman por el cizallamiento de las nubes de gas a medida que la galaxia gira.

La naturaleza espiral de las galaxias floculantes contrasta con las espirales de gran diseño, que tienen brazos espirales prominentes y bien definidos.

La galaxia tiene una cola de hidrógeno, característica que indica una interacción pasada con una galaxia compañera débil. Una galaxia satélite parece haber orbitado a NGC 2775 varias veces, perdiendo masa a medida que lo hacía y creando estructuras débiles en forma de caparazón. Una galaxia irregular cercana, conocida como NGC 2777, muestra una cola de marea, creada de gas de hidrógeno, que apunta con dirección a NGC 2775, lo que sugiere que las dos galaxias pueden estar relacionados.

Crédito de la imagen: NASA / ESA / Hubble / J. Lee / PHANGS-HST Team / Judy Schmidt

Publicar un comentario

0 Comentarios