El telescopio espectroscópico nuclear conjunto


NuSTAR (telescopio espectroscópico nuclear conjunto) o Nuclear Spectroscopic Telescope Array es un telescopio espacial de rayos X que utiliza un telescopio Wolter para enfocar la energía de los rayos X a partir de fuentes astrofísicas, especialmente para espectroscopia nuclear, y opera en el rango de 5 a 80 keV.​

Se trata de la undécima misión de la NASA del programa Small Explorer de satélites (SMEX-11) y la primera basada en el espacio directo de imágenes de telescopio de rayos X con energías superiores a los del Observatorio Chandra de Rayos X y XMM-Newton.

Fue lanzado con éxito el 13 de junio de 2012, habiendo sido previamente retrasado del 21 de marzo debido a problemas de software con el vehículo de lanzamiento.

Sus objetivos principales son llevar a cabo un estudio profundo de los agujeros negros mil millones de veces más masivos que nuestro Sol, comprender cómo las partículas se aceleran dentro de una fracción de un punto porcentual por debajo de la velocidad de la luz en las galaxias activas, y entender cómo los elementos se crean en las explosiones de las estrellas masivas; los remanentes de las supernovas.

Historia
En febrero de 2003, la NASA publicó un Anuncio del Programa Explorador de Oportunidades. En respuesta, NuSTAR se presentó a la NASA en mayo, como una de las 36 propuestas de misión que compiten. En noviembre, la NASA seleccionó NuSTAR y otras cuatro propuestas para un estudio de ejecución de cinco meses de factibilidad.

En enero de 2005, la NASA seleccionó al NuSTAR para el vuelo en espera de un estudio de factibilidad de un año. El programa fue cancelado en febrero de 2006 como resultado de los recortes presupuestarios a la ciencia.

El 21 de septiembre de 2007 se anunció que el programa se había reiniciado, con un lanzamiento previsto en agosto de 2011, aunque más tarde se retrasó hasta junio de 2012.

Principales resultados científicos
NuSTAR ha demostrado ser un instrumento versátil y ha abierto nuevos descubrimientos en áreas amplias y variadas de investigación astrofísica desde su lanzamiento.

Medición de giro de un agujero negro supermasivo:

NuSTAR ha capturado las primeras vistas enfocadas del agujero negro supermasivo en el corazón de nuestra galaxia en luz de rayos X de alta energía.

En febrero de 2013, la NASA reveló que NuSTAR, junto con el observatorio espacial XMM-Newton, midió la velocidad de giro del agujero negro supermasivo en el centro de la galaxia NGC 1365.

Rastreando la radiactividad en un remanente de supernova:

Uno de los principales objetivos de NuSTAR es caracterizar las explosiones de las estrellas mediante el mapeo del material radiactivo en un remanente de supernova. El mapa de Cassiopeia A, realizado por NuSTAR, muestra isótopo de titanio-44 concentrado en grupos en el centro del remanente y señala una posible solución al misterio de cómo explotó la estrella.

Cuando los investigadores simulan explosiones de supernovas con computadoras, a medida que una estrella masiva muere y colapsa, la onda de choque principal a menudo se detiene y la estrella no se rompe. Los últimos hallazgos sugieren que la estrella en explosión literalmente se sacudió, revitalizando la onda de choque estancada y permitiendo que las capas externas de la estrella finalmente se despeguen.

Agujeros negros supermasivos cercanos
En enero de 2017, investigadores de la Universidad de Durham y la Universidad de Southampton, liderando una coalición de agencias que usaban datos de NuSTAR, anunciaron el descubrimiento de agujeros negros supermasivos en el centro de las galaxias cercanas NGC 1448 e IC 3639.

Publicar un comentario

0 Comentarios