Descubren un nuevo dinosaurio carnívoro en la Isla de Wight


Se ha identificado un nuevo género y especie de dinosaurio terópodo del período Cretácico, llamado Vectaerovenator inopinatus, a partir de huesos encontrados en la Isla de Wight, Reino Unido.

El dinosaurio recién descubierto vagó por la Tierra hace aproximadamente 115 millones de años, durante el período Cretácico, una división de la escala temporal geológica que pertenece a la Era Mesozoica; dentro de esta, el Cretácico ocupa el tercer y último lugar siguiendo al Jurásico.

Esta criatura pertenece a los tetanuros (Tetanurae), un clado de dinosaurios que incluye a varios grupos de terópodos, tales como los tiranosáuridos, megalosáuridos, ornitomímidos, alosáuridos, maniraptoriformes y las aves.

Se le dio el nombre de Vectaerovenator inopinatus, y se estima que esta antigua criatura medía hasta 4 m (13,1 pies) de largo.

Los huesos fosilizados del cuello, la espalda y la cola del nuevo dinosaurio se encontraron durante un período de semanas en 2019 en tres descubrimientos separados, dos por personas individuales y uno por un grupo familiar, en la playa cerca de Knock Cliff en la Isla de Wight.

“La alegría de encontrar los huesos que descubrimos fue absolutamente fantástica. Pensé que eran especiales, así que los llevé cuando visitamos el Museo Dinosaur Isle”, dijo Robin Ward, un cazador de fósiles que estaba con su familia visitando la Isla de Wight cuando hicieron su descubrimiento.

"Inmediatamente supieron que se trataba de algo raro y nos preguntaron si podíamos donarlos al museo para que fueran investigados a fondo".

"Se veía diferente a las vértebras de los reptiles marinos con las que me he encontrado en el pasado", dijo James Lockyer, un habitual cazador de fósiles.

"Estaba caminando por la playa, pateando piedras y me encontré con lo que parecía un hueso de dinosaurio", agregó Paul Farrell, cazador de fósiles.

"Me sorprendió mucho descubrir que podría ser una nueva especie".

Crédito de la imagen: Darren Naish.

En esta imagen se muestra la silueta de Vectaerovenator inopinatus indicando de dónde son los huesos que se encontraron.

Vectaerovenator inopinatus tenía grandes espacios de aire en algunos de los huesos, uno de los rasgos que ayudó a los paleontólogos a identificar sus orígenes terópodos.

Estos sacos de aire, que también se ven en las aves modernas, eran extensiones del pulmón, y es probable que ayudaran a alimentar un sistema de respiración eficiente y al mismo tiempo aligeraran el esqueleto del animal.

"Nos sorprendió lo hueco que era este animal: está plagado de espacios de aire. Partes de su esqueleto deben haber sido bastante delicadas", dijo Chris Barker, el autor principal del estudio y estudiante Ph.D. de la Universidad de Southampton.

"El registro de dinosaurios terópodos del período Cretácico medio en Europa no es tan bueno, por lo que ha sido realmente emocionante poder aumentar nuestra comprensión de la diversidad de especies de dinosaurios de esta época".

"Es probable que Vectaerovenator inopinatus viviera en un área justo al norte de donde se encontraron sus restos, y que el cadáver se haya arrastrado al mar poco profundo cercano".

Crédito de la imagen de portada: Trudie Wilson.

Referencia del documento científico:
Chris Barker et al. 2020. A highly pneumatic ‘mid Cretaceous’ theropod from the British Lower Greensand. Papers in Palaeontology, in press

Publicar un comentario

0 Comentarios