Estudio genético determina que no todos los vikingos eran escandinavos


En el imaginario popular, los vikingos eran temibles guerreros rubios de Escandinavia que usaban lanchas para llevar a cabo incursiones por toda Europa en un periodo sangriento cubierto de terror. Pero la realidad es mucho más compleja, según un análisis de los genomas de 442 humanos antiguos recuperados en sitios arqueológicos de Escandinavia, Reino Unido, Irlanda, Islandia, Groenlandia, Estonia, Ucrania, Polonia y otros países de Europa del Este.

La palabra vikingo proviene del término escandinavo “vikingr” que significa “pirata”. De manera que cuando decimos “vikingos” realmente estamos diciendo piratas.

La era vikinga generalmente se refiere al período que va desde el año 800 d.C., unos años después de la primera incursión registrada, hasta la década de 1050, algunos años antes de la conquista normanda de Inglaterra en 1066.

Los vikingos cambiaron el curso político y genético de Europa: Canuto el Grande se convirtió en el rey de Inglaterra, se cree que Leif Eriksson fue el primer europeo en llegar a América del Norte, 500 años antes que Cristóbal Colón, y Olaf Tryggvason se le atribuye el haber llevado el Cristianismo a Noruega.

Muchas expediciones vikingas implicaron asaltos a monasterios y ciudades a lo largo de los asentamientos costeros de Europa, pero comerciar con productos, como pieles, colmillos y grasa de foca, era a menudo el objetivo más pragmático.

“No sabíamos cómo eran genéticamente en realidad, hasta ahora”, dijo el profesor Eske Willerslev, autor principal del estudio, investigador de la Universidad de Cambridge y director del Centro de Geogenética de la Fundación Lundbeck de la Universidad de Copenhague.

“Encontramos diferencias genéticas entre diferentes poblaciones vikingas dentro de Escandinavia, lo que muestra que los grupos vikingos de la región estaban mucho más aislados de lo que se creía”.

“Nuestra investigación incluso desacredita la imagen moderna de los vikingos con cabello rubio, ya que muchos tenían cabello castaño y estaban influenciados por la influencia genética del exterior de Escandinavia”.

El estudio
El profesor Willerslev y sus colegas secuenciaron los genomas completos de 442 individuos, en su mayoría hombres, mujeres, niños y bebés de la era vikinga.

Los investigadores analizaron el ADN de los restos de un entierro en barco, en Estonia, y descubrieron que cuatro hermanos vikingos murieron el mismo día.

También revelaron que los esqueletos de hombres en un cementerio vikingo en Orkney, Escocia, en realidad no eran genéticamente vikingos a pesar de haber sido enterrados con espadas y otros productos vikingos.

No había una palabra para Escandinavia durante la era vikinga, eso vino después. Pero el estudio muestra que los vikingos provenientes de lo que hoy es Noruega viajaron a Irlanda, Escocia, Islandia y Groenlandia.

Los vikingos provenientes lo que hoy es Dinamarca viajaron a Inglaterra. Y los vikingos provenientes de lo que ahora es Suecia viajaron a los países bálticos en sus “fiestas de asalto y atraco”.

“Llevamos a cabo el mayor análisis de ADN de restos vikingos para explorar cómo encajan en la imagen genética de los antiguos europeos antes de la era vikinga”, dijo el Dr. Ashot Margaryan, primer autor del estudio, investigador de la Sección de Genómica Evolutiva del Instituto Globe de la Universidad de Copenhague.

“Los resultados fueron sorprendentes y algunos responden a preguntas históricas de larga data y confirman suposiciones previas que carecían de evidencia”.

“Determinamos que una expedición del grupo de asalto vikingo incluía a familiares cercanos, ya que descubrimos a cuatro hermanos en un entierro en barco en Estonia que murieron el mismo día. El resto de los ocupantes del barco eran genéticamente similares, lo que sugiere que probablemente todos provenían de un pequeño pueblo o aldea en algún lugar de Suecia”.

Los científicos también encontraron que las personas genéticamente pictas “se convirtieron” en vikingos sin mezclarse genéticamente con los escandinavos.

Los pictos eran personas de habla celta que vivieron en lo que hoy es el este y el norte de Escocia durante la Edad del Hierro británica tardía y los períodos Medievales Tempranos.

“Las diásporas escandinavas establecieron el comercio y los asentamientos que se extendían desde el continente americano hasta la estepa asiática”, dijo el profesor Søren Sindbæk, arqueólogo del Museo Moesgaard.

“Exportaron ideas, tecnologías, lenguaje, creencias y prácticas, y desarrollaron nuevas estructuras sociopolíticas”.

“Es importante destacar que nuestros resultados muestran que la identidad 'vikinga' no se limita a las personas con ascendencia genética escandinava”.

El legado genético de la era vikinga sigue vivo hoy en día, con un 6% de las personas de la población del Reino Unido que se predice que tienen ADN vikingo en sus genes, en comparación con el 10% en Suecia.

“Los resultados cambian la percepción sobre quién era realmente un vikingo. Los libros de historia tendrán que ser actualizados”, concluye diciendo el profesor Eske Willerslev.

Referencia del documento científico:
A. Margaryan et al. 2020. Population genomics of the Viking world. Nature 585, 390-396; doi: 10.1038/s41586-020-2688-8

Publicar un comentario

0 Comentarios