Betelgeuse es más pequeña y está más cerca a la Tierra de lo que se pensaba


Utilizando nuevos datos del Solar Mass Ejection Imager situado en el espacio y tres diferentes técnicas de modelado, los astrónomos han descubierto que Betelgeuse, una estrella supergigante roja ubicada en la constelación de Orión, tiene un radio de aproximadamente 764 radios solares, una masa entre 16,5 y 19 masas solares, y está a 548 años luz de distancia.

Betelgeuse suele ser la décima estrella más brillante del cielo nocturno y, después de Rigel, la segunda más brillante de la constelación de Orión. Es una estrella variable semirregular claramente rojiza, cuya magnitud aparente tiene el rango más amplio mostrado por cualquier estrella de primera magnitud.

En longitudes de onda del infrarrojo cercano, Betelgeuse es la estrella más brillante del cielo nocturno. Su denominación de Bayer es «α Orionis», latinizada como Alpha Orionis y abreviada Alpha Ori.

Clasificada como una supergigante roja de tipo espectral M1-2, Betelgeuse es una de las estrellas más grandes visibles a simple vista. Si estuviera en el centro de nuestro Sistema Solar, su superficie estaría más allá del cinturón de asteroides y envolvería las órbitas de Mercurio, Venus, la Tierra, Marte y posiblemente Júpiter. De manera que, aunque parecer que es más pequeña de lo que se pensaba, sigue siendo una estrella titánica en comparación las dimensiones de nuestra estrella madre.

Por diversas razones, su distancia ha sido bastante difícil de medir; Las mejores estimaciones actuales están en el orden de 500 a 600 años luz del Sol, una incertidumbre relativamente amplia para una estrella relativamente cercana.

"Betelgeuse siempre ha fascinado a los científicos. Pero últimamente, se ha estado comportando de manera extraña", dijo la Dra. Meridith Joyce, astrónoma de la Escuela de Investigación de Astronomía y Astrofísica de la Universidad Nacional de Australia y el Centro de Excelencia ARC para ASTRO 3D (All Sky Astrophysics in 3 Dimensions).

"Normalmente es una de las estrellas más brillantes del cielo, pero hemos observado dos caídas en el brillo de Betelgeuse desde finales de 2019".

"Esto generó especulaciones de que podría estar a punto de explotar. Pero nuestro estudio ofrece una explicación diferente".

"Sabemos que el primer evento de desvanecimiento involucró una nube de polvo. Descubrimos que el segundo evento más pequeño probablemente se debió a las pulsaciones de la estrella".

El estudio
La Dra. Joyce y sus colegas de investigación pudieron usar modelos hidrodinámicos y sísmicos para aprender más sobre la física que impulsa las pulsaciones de Betelgeuse y así tener una idea más clara sobre en qué fase de su vida se encuentra esta supergigante roja.

"Nuestro análisis confirmó que las ondas de presión, esencialmente ondas de sonido, fueron la causa de las pulsaciones de Betelgeuse", dijo el Dr. Shing-Chi Leung, astrónomo del Instituto Walter Burke de Física Teórica de Caltech.

"Está quemando helio en su núcleo en este momento, lo que significa que no está ni cerca de explotar", dijo la Dra. Joyce.

"Podríamos estar mirando alrededor de 100.000 años antes de que ocurra una explosión".

"También revelamos cuán grande es Betelgeuse y su distancia a la Tierra", agregó el Dr. László Molnár, astrónomo del Observatorio Konkoly.

"El tamaño físico actual de Betelgeuse ha sido un poco misterioso; estudios anteriores sugirieron que podría ser más grande que la órbita de Júpiter".

"Nuestros resultados dicen que Betelgeuse solo se extiende a dos tercios de eso, con un radio 764 veces el radio del Sol".

"Una vez que tuvimos el tamaño físico de la estrella, pudimos determinar la distancia desde la Tierra".

"Nuestros resultados muestran que esta a 548 años luz de nosotros, un 25% más cerca de lo que se pensaba".

La buena noticia es que Betelgeuse todavía está demasiado lejos de la Tierra para que, en el eventual caso de una explosión, tenga un impacto significativo aquí en nuestro planeta.

"Sigue siendo un gran problema cuando estalla una supernova. Y este es nuestro candidato más cercano. Nos da una oportunidad única de estudiar lo que les sucede a estrellas como esta antes de que exploten", dijo la Dra. Joyce.

Crédito de la imagen: ALMA / ESO / NAOJ / NRAO / E. O’Gorman / P. Kervella.

Referencia del documento científico:
Meridith Joyce et al. 2020. Standing on the Shoulders of Giants: New Mass and Distance Estimates for Betelgeuse through Combined Evolutionary, Asteroseismic, and Hydrodynamic Simulations with MESA. ApJ 902, 63; doi: 10.3847/1538-4357/abb8db

Publicar un comentario

0 Comentarios