El Hubble observa un par de galaxias en proceso de colisión


Utilizando el telescopio espacial Hubble de la NASA / ESA, los astrónomos han capturado una imagen espectacular de dos galaxias espirales en proceso de colisión: NGC 2798 y NGC 2799.

Esta imagen del Hubble muestra las galaxias en interacción NGC 2798 (derecha) y NGC 2799 (izquierda). La imagen en color incluye observaciones ópticas y de infrarrojo cercano de la Cámara Avanzada para Sondeos (ACS) del Hubble. Se utilizaron tres filtros para muestrear varias longitudes de onda. El color resulta de asignar diferentes matices a cada imagen monocromática asociada con un filtro individual.

El dúo de galaxias, llamado colectivamente Arp 283, se encuentra aproximadamente a 81 millones de años luz de distancia en la constelación de Lynx.

Es miembro del Atlas de galaxias peculiares, un catálogo astronómico de galaxias elaborado por Halton Arp. En este catálogo están representadas un total de 338 galaxias. Fue publicado en 1966 por el California Institute of Technology.

El par de estructuras cósmicas en interacción contiene dos galaxias espirales barradas: NGC 2798 y NGC 2799.

NGC 2798 fue descubierta el 14 de enero de 1788 por William Herschel, un astrónomo germano-británico, descubridor del planeta Urano y de otros numerosos objetos celestes, y padre del también astrónomo John Herschel.

NGC 2799 fue descubierta el 9 de marzo de 1874 por el astrónomo británico Ralph Copeland, quien a partir del 29 de enero de 1889 hasta 1905 se desempeñó como Astrónomo Real de Escocia.

Las galaxias que interactúan, como estas dos, se les conoce como "galaxias en interacción" debido a la influencia que tienen entre sí, lo que eventualmente puede resultar en una fusión o una formación de una nueva galaxia única.

Debido a la distribución extremadamente tenue de la materia en las galaxias, no se trata de colisiones propiamente dichas, sino más bien de interacción gravitacional. Una colisión puede comportar una fusión de galaxias.

Una galaxia gigante interactuando con su galaxia satélite es bastante común. La gravedad de la galaxia satélite puede atraer uno de los brazos espirales de la galaxia primaria. O incluso la galaxia satélite puede hundirse en la galaxia primaria (un ejemplo sería la galaxia Enana Elíptica de Sagitario). Eso puede provocar una pequeña cantidad de formación estelar. La galaxia satélite puede actuar como una aspiradora y absorber algunas de las estrellas de la galaxia primaria, o puede actuar al revés.

Estas dos galaxias, como podemos apreciar en la imagen, aparentemente ya han formado una estructura en forma de embudo que contiene un vórtice, con estrellas de NGC 2799 que parecen caer sobre NGC 2798 casi como gotas de agua.

Las fusiones galácticas pueden tener lugar entre varios cientos de millones y más de mil millones de años.

Si bien uno podría pensar que la fusión de dos galaxias sería catastrófica para los sistemas estelares internos, la gran cantidad de espacio entre las estrellas significa que las colisiones estelares son poco probables y las estrellas típicamente se mueven una al lado de la otra.

Crédito de la imagen: NASA / ESA / Hubble / SDSS / J. Dalcanton / Judy Schmidt, www.geckzilla.com.

Publicar un comentario

0 Comentarios