Detectan ráfagas rápidas de radio provenientes de un magnetar ubicado a más de 14 mil años luz de distancia


Los astrónomos han detectado ráfagas rápidas de radio provenientes de SGR 1935 + 2154, un magnetar ubicado a más de 14 mil años luz de distancia en la constelación de Vulpecula. La detección apoya la hipótesis de que algunos magnetares emiten ráfagas rápidas de radio a distancias cosmológicas.

Las ráfagas rápidas de radio (FRB, por sus siglas en inglés) son ráfagas de ondas de radio misteriosas y rara vez detectadas desde el espacio.

Estos eventos tienen una duración de milisegundos y exhiben el barrido de dispersión característico de los púlsares de radio.

Emiten tanta energía en un milisegundo como emite el Sol en 10 mil años, pero se desconoce el fenómeno físico que las provoca.

Una teoría planteó la hipótesis de que las ráfagas rápidas de radio eran estrellas de neutrones con campos magnéticos excepcionalmente fuertes, comúnmente conocidos como magnetares.

El 28 de abril de 2020, se logró un gran avance cuando dos equipos de astrónomos detectaron de forma independiente una ráfaga de radio extremadamente brillante proveniente del magnetar galáctico SGR 1935 + 2154, utilizando el radiotelescopio interferométrico CHIME / FRB, y el Observatorio de radioastronomía STARE2, respectivamente.

La energía específica de la ráfaga, denominada FRB 200428, fue similar a la energía específica de la ráfaga rápida de radio más débil conocida.

En mayo de 2020, un equipo de investigación dirigido por Franz Kirsten, astrónomo de la Universidad Tecnológica de Chalmers, apuntó cuatro radiotelescopios hacia el magentar SGR 1935 + 2154.

"No sabíamos qué esperar", dijo el Dr. Mark Snelders, miembro del equipo y astrónomo del Instituto Anton Pannekoek de la Universidad de Ámsterdam.

"Nuestros radiotelescopios rara vez habían podido ver ráfagas rápidas de radio, y esta fuente parecía estar haciendo algo completamente nuevo. Esperábamos ser sorprendidos".

El estudio
Los astrónomos monitorearon al magnetar SGR 1935 + 2154 todas las noches durante más de cuatro semanas después del descubrimiento de la ráfaga FRB 200428, para un total de 522 horas de observación.

El 24 de mayo, detectaron dos ráfagas de radio brillantes con fluencias de 112 ms y 24 ms, respectivamente, pero separadas en el tiempo por 1,4 s.

"Claramente vimos dos explosiones, extremadamente cercanas en el tiempo", dijo el Dr. Kenzie Nimmo, miembro del equipo y astrónomo del Instituto Anton Pannekoek y ASTRON.

"Al igual que el destello visto desde la misma fuente el 28 de abril, esto se parecía a las ráfagas rápidas de radio que habíamos estado viendo en el Universo distante, solo que más tenue. Las dos ráfagas que detectamos el 24 de mayo fueron incluso más débiles que eso".

Junto con la ráfaga FRB 200428, así como una ráfaga mucho más débil vista por el radiotelescopio FAST, las nuevas observaciones demuestran que el magentar SGR 1935 + 2154 puede producir ráfagas con energías aparentes que abarcan aproximadamente siete órdenes de magnitud, y que la velocidad de cada ráfaga es comparable en este rango.

"Los destellos más brillantes de esta magnetar son al menos 10 millones de veces más brillantes que los destellos más débiles", dijo el Dr. Jason Hessels, miembro del equipo y astrónomo del Instituto Anton Pannekoek y ASTRON.

"Nos preguntamos, ¿podría eso también ser cierto para las fuentes de ráfagas rápidas de radio fuera de nuestra galaxia?"

"Si es así, entonces los magnetares del Universo están creando haces de ondas de radio que podrían atravesar el cosmos, todo el tiempo, y muchos de estos podrían estar al alcance de telescopios de tamaño modesto como el nuestro".

Crédito de la imagen: Danielle Futselaar / Artsource.nl.

Referencia del documento científico:
F. Kirsten et al. Detection of two bright radio bursts from magnetar SGR 1935 + 2154. Nat Astron, published online November 16, 2020; doi: 10.1038/s41550-020-01246-3

Publicar un comentario

0 Comentarios