Un nuevo estudio revela la historia genética del Caribe Prehispánico


En un nuevo estudio de la historia genética del Caribe previo al contacto con europeos y africanos, los investigadores analizaron datos de ADN del genoma completo de 174 individuos antiguos que vivieron en las Bahamas, La Española (República Dominicana y Haití), Puerto Rico, Curazao y Venezuela, así como los datos de 89 individuos antiguos previamente secuenciados.

Antes de la colonización europea, el Caribe era un mosaico de comunidades distintas que estaban conectadas por redes de interacción desde las primeras ocupaciones humanas en Cuba, La Española y Puerto Rico hace unos 6.000 años.

El Caribe anterior al contacto se divide en tres edades arqueológicas, que denotan cambios en los complejos materiales de las diferentes culturas.

Las edades lítica y arcaica se definen por distintas tecnologías de herramientas de piedra, y la edad de cerámica, que comenzó hace unos 2.500 - 2.300 años, contó con una economía agrícola y una producción intensiva de cerámica.

Los cambios tecnológicos y estilísticos en la cultura material a lo largo de estos períodos reflejan el desarrollo local de los caribeños conectados unos con otros, así como la migración desde diferentes partes del continente americano, aunque los orígenes geográficos, las trayectorias y el número de olas migratorias siguen siendo objeto de debate.

"Los primeros habitantes de las islas, un grupo de usuarios de herramientas de piedra, navegaron a Cuba hace unos 6.000 años, expandiéndose gradualmente hacia el este a otras islas durante la Edad Arcaica de la región", dijo el Dr. William Keegan, arqueólogo del Museo de Historia Natural de Florida en la Universidad de Florida.

"No está claro de dónde vienen, aunque están más estrechamente relacionados con los centroamericanos y sudamericanos que con los norteamericanos, su genética no coincide con ningún grupo indígena en particular".

"Sin embargo, artefactos similares encontrados en Belice y Cuba pueden sugerir un origen centroamericano".

"Hace unos 2.500 - 3.000 años, los agricultores y alfareros relacionados con los hablantes Arahuacos del noreste de América del Sur establecieron un segundo camino hacia el Caribe".

"Usando el curso de la cuenca del río Orinoco como carretera, viajaron desde el interior hasta la costa de Venezuela y avanzaron hacia el norte, hacia el Mar Caribe, poblando Puerto Rico y eventualmente moviéndose hacia el oeste".

"Su llegada marcó el comienzo de la Era Cerámica de la región, marcada por la agricultura y la producción y uso generalizado de la cerámica".

"Con el tiempo, casi todos los rastros genéticos de las personas de la Edad Arcaica desaparecieron, excepto una comunidad que resistió en el oeste de Cuba y que persistió hasta la llegada de los europeos".

Cuando un grupo de personas pasa el tiempo suficiente en una determinada región, debido a factores climáticos, alimenticios, niveles de radiación, empieza a sufrir adaptaciones que se manifiestan en su biología. El entorno natural no se adapta al individuo, el individuo se adapta al entorno natural. Y esto es lo que sucedió aquí.

Los matrimonios mixtos entre los dos grupos culturales fueron poco frecuentes, y solo tres individuos en el estudio mostraron ascendencia mixta.

Muchos cubanos, dominicanos y puertorriqueños de la actualidad son descendientes de personas de la Edad de la Cerámica, así como de inmigrantes europeos, y de africanos esclavizados.

Pero el Dr. Keegan y sus colegas observaron solo una evidencia marginal de la ascendencia de la Edad Arcaica en los individuos modernos.

"Eso es un gran misterio. Para Cuba, es especialmente curioso que no veamos más ascendencia arcaica", dijeron los investigadores.

Durante la Era de la Cerámica, la cerámica caribeña experimentó al menos cinco cambios marcados en el estilo durante 2000 años.

La cerámica roja ornamentada decorada con diseños pintados de blanco dio paso a vasijas simples de color beige, mientras que otras ollas estaban salpicadas de pequeños puntos e incisiones o tenían caras de animales esculpidas que probablemente se doblaban como manijas (asas).

Algunos arqueólogos señalaron estas transiciones como evidencia de nuevas migraciones a las islas del Caribe.

Pero el ADN cuenta una historia diferente, lo que sugiere que todos los estilos de cerámica fueron desarrollados por descendientes de personas que llegaron al Caribe hace 2.500 - 3.000 años, aunque es posible que los grupos locales hayan interactuado con extranjeros y se hayan inspirado en esos extranjeros.

"Documentamos esta notable continuidad genética a través de los cambios en el estilo de la cerámica. Hablamos de 'ollas vs. personas' y, según nuestro conocimiento, son solo ollas", dijo la Dra. Kendra Sirak, investigadora postdoctoral en el Departamento de Genética de la Facultad de Medicina de Harvard y el Departamento de Biología Evolutiva Humana de la Universidad de Harvard.

Descubrimientos
Destacando la interconectividad de la región, un análisis de los cromosomas X masculinos descubrió 19 pares de primos genéticos que viven en diferentes islas.

"Descubrir una proporción tan alta de primos genéticos en una muestra de menos de 100 hombres es otro indicador de que el tamaño de la población total de la región era pequeño", dijo el profesor David Reich, investigador del Instituto Blavatnik de la Facultad de Medicina de Harvard y del Departamento de Humanidades. Biología evolutiva en la Universidad de Harvard.

Los científicos también descubrieron que alrededor de 10.000 a 50.000 personas vivían en dos de las islas más grandes del Caribe, La Española y Puerto Rico, poco antes de la llegada de los europeos.

"Esto está muy por debajo del millón de habitantes que Colón describió a sus patrocinadores, probablemente para impresionarlos", dijo el Dr. Keegan.

Más tarde, el historiador del siglo XVI Bartolomé de las Casas afirmó que la región había sido el hogar de 3 millones de personas antes de ser diezmada por la esclavitud y las enfermedades europeas.

"Si bien esto también fue otra exageración más, la cantidad de personas que murieron como resultado de la colonización sigue siendo una atrocidad", dijo el profesor Reich.

Crédito de la imagen: Tom Björklund.

Referencia del documento:
D.M. Fernandes et al. A genetic history of the pre-contact Caribbean. Nature, published online December 23, 2020; doi: 10.1038/s41586-020-03053-2

Publicar un comentario

0 Comentarios